21 de enero de 2013

Patinando


Despedimos la copa del mundo con un sabor un tanto amargo ya que a Larrinaga le quedó la espinita de no haber realizado una mejor carrera en su despedida en este año de los circuitos europeos de copa del mundo.
Más que ciclocross parecía patinaje sobre hielo, y viendo como caían los primeros clasificados mucho nos temíamos que Larrinaga no sería la excepción. Así fue, en uno de tantos resbalones Larrinaga cayó y perdió varias plazas irremontables.
Con mantenerse en pie sobre el hielo de Hoogerheide tenía suficiente y, desde casa, temíamos que ni acabaría, pero valiente el llegó en la plaza 35. Acumulando experiencia en estos circuitos que desde el mundial de Tabor no habíamos visto, despedimos la temporada de copa del mundo, recortada por la lesión sufrida este año pero igual de bonita y enriquecedora.
Dos oportunidades nos quedan para ver a Javi cerca de casa: Burgos e Ispaster, y de allí a la última cita del año: el mundial de USA que, como nos pilla bastante a desmano, este año la afición se quedará en casa.