10 de diciembre de 2012

Barro


Después de la tormenta siempre viene la calma, que decía la canción, y así es. Después de una semana con un montón de carreras, barro y saltar cintas por las campas de Euskal Herria, nos vamos a una semana más pausada.
Itsasondo se convirtió en un nuevo campo de batalla para los ciclistas que disputaban la superprestigio MMR-Campagnolo, de la cual ya estábamos fuera de juego. Bien el ciclista de Ametzaga, que finalizaba en tercera posición tras una buena remontada al sufrir un percance en una de sus ruedas, y remontar hasta ganarle a Isaac Suarez la última plaza del podium que se disputaban Egoitz y Hernandez, ganando el primero la carrera.
Al día siguiente seguía la fiesta con el ciclocross de Igorre. Circuito excesivamente duro. En mi opinión aprovecharon la ausencia de las grandes figuras internacionales para meter una dureza extrema que convertía la carrera en "Crossciclo". Nuevo duelo entre los vizcaínos que, esta vez, caía al lado de Aitor. Larrinaga quedaba en sexta posición peleando toda la prueba con Tino y Erlantz, pero sin poder pasar de estas posiciones, por lo menos libramos las caídas de salida.
En definitiva contentos con la semana. Sabíamos que eran pruebas de fuego para la lesión del de MMR-Spiuk, y se han salvado dignamente. Ya toca ir olvidando rodillas y pensar en dar pasitos para estar al 100 % en la pelea de las carreras.

Animo Txapeldun !!!