31 de octubre de 2012

ATZERA BEGIRA

Nos habíamos quedado con aquel campeonato de España de Alcobendas en el que el zuiano marcó la vuelta rápida del circuito y, algo más hizo para que el seleccionador nacional se fijara en él.
Ispaster sería el lugar donde el corredor de Spiuk debería jugarse el billete para la última plaza libre del mundial que estaba a punto de celebrarse en Bélgica. Esta forma de elegir a los corredores del mundial se mantuvo durante varios años. No sé si, como dice Marco en su  ya olvidado blog "a cola de pelotón", para darle vida a esta prueba o porque realmente el seleccionador pensaba que era una forma justa de ganarse una plaza; en mi opinión, desacertada elección.
Comenzaba la carrera y las primeras plazas no nos interesaban, solamente la pelea entre los alaveses U. Yus, Javier Ruiz de Larrinaga y  el valenciano Santiago Armero.
Parecía que la prueba iba a ser una pelea entre alaveses e incluso desde las cintas me atrevería a decir que la íbamos a ganar. Muchos nervios y pagamos la novatada. En cada bajada que hacía Javi, éste se iba al suelo y era imposible lograr dejar a Unai, el cual, por su veteranía, demostró más temple ganándole esa plaza mundialista.
La verdad es que fue una decepción, un golpe duro, ya que la impotencia que tenía Larrinaga en este circuito se percibía desde el exterior. Quizás, y con el paso de los años, fue lo mejor. Larrinaga no estaba preparado para afrontar un reto como era ir a un mundial, demasiado inexperto en la modalidad.
Pasaron los días y se fue pasando la rabia de jugarse esa plaza en una carrera y, con la cabeza puesta en una nuevo año, poníamos fin a esta primera temporada que bastantes alegrías nos dio como para quedarnos con esa pena.

 Prensa del día
A cola de pelotón

Manolo Rastaman

No hay comentarios: