16 de octubre de 2010

CARRERÓN

De las tres carreras que llevamos está ha sido la que más me ha gustado, tanto por la pelea como por la remontada de Larrinaga que no ha arrojado la toalla en ningún momento dándonos un bonito espectáculo.
Día triste pero sin agua a las 17:00 de la tarde en la salida de la localidad burgalesa. A partir del pitido inicial, cambio total, empieza a llover y empieza el espectáculo.
Como augurábamos, un grupo de unos 10 corredores eran cabeza de carrera con un Mauro Gonzalez muy concentrado, estirando el cuello a los ciclistas que llevaba a su rueda. Según iba avanzando la prueba, Javi le tomaba el relevo a Mauro y era él el que intentaba dejar de rueda al grupo que poco a poco iba perdiendo unidades.
El ciclista del MMR-Lizarte cedía el mando de la carrera al cambiar su bicicleta pero sin abandonar el grupo cabecero. En una de las vueltas se cae el ciclista que llevaba delante no pudiendo esquibarlo y dándose, el zuiano, un buen trompazo. Como los ciclistas son diferentes al resto de los mortales, no quedaba otro remedio que agarrar la bicicleta de nuevo y ofrecernos el mejor recital que nos ha brindado Javi esta temporada: una buena remontada.
Sven  Beelen, Carlos Hernandez y Bart Verschueren iban sacando metros al resto mientras Javi seguía remontando puestos hasta colocarse tercero, en la última vuelta, seguido de Isaac Suarez. Pasados los obstáculos, Javi se veía superado por Isaac en el  sprint logrando una meritoria cuarta plaza.
Por delante se imponian los belgas  Beelen, primero, seguido de su compatriota Verschueren
Lo mejor de la carrera, la actitud de Javi, lo peor el golpe, que después de la carrera le dolía una costilla y tendrá que esperar a ver cómo evoluciona. Esperemos que no sea nada.